TESTIMONIOS

Las experiencias que otros han tenido en clases, retiros y sesiones individuales.

No hay mejor espejo que leerlo directamente de aquellos que como tú, un día sintieron el llamado a explorar herramientas de auto-descubrimiento y comenzaron a trabajar conmigo.

Alumnos de Yoga & Meditación.

 

Ver Testimonios

Procesos de Coaching y sesiones individuales.

 

Ver Testimonios

Retiros de Meditación.

 

Ver Testimonios

 Clases de Yoga & Meditación.

Daniela G.

La meditación y yoga con Enrique me ha abierto las puertas a mi verdadera naturaleza, a un mundo íntimo y sagrado que es imposible describir.

Transformó mi vida por completo, gracias a estas prácticas puedo estar más presente en el momento y apreciar lo que parecen ser las acciones mas mundanas.

Enrique enseña lo mas puro del yoga, va mucho mas profundo que cualquier maestro que haya conocido... si buscas algo autentico, este es tu lugar.

Bruno M.

El día que conocí a Enrique y le escuche hablar en una de sus meditaciones hubo un sentimiento de alivio profundo en mi, reconocí eso que había estado buscando toda mi vida.

Desde entonces asisto a sus clases y retiros, y cada vez más desarrollo una pasión más pura hacia la espiritualidad, la vida y el amor.

Enrique me ha ayudado a darme cuenta que todas las respuestas que busco siempre han estado dentro de mi.

Galia S.

Enrique me transmitió con mucha paciencia y dedicación la importancia de sentir las posturas, de habitarlas realmente sin necesidad de tener los ojos abiertos, ni de ver al otro.

También la práctica de llevar la atención a diferentes lugares según la postura y permanecer en ellas hasta experimentar el equilibrio de mente y cuerpo.

La pausa como un concepto básico. Sigo aplicando sus enseñanzas y continuan teniendo frutos en mi vida.

Cisca V.

Desde la primera meditación con cuencos con Enrique me sentí en casa, gracias a sus enseñanzas diarias en meditación y yoga he abierto mi corazón en una forma que yo no sabía era posible.

Hoy día la práctica diaria es parte de mi vida, con compasión y mucho amor.

Enrique me ha abierto los ojos como nadie lo había hecho antes, su vibra y amor es incondicional, y es muy bonito ver cómo transmite sus consejos a los demás... Si quieren sentir ese amor puro, les recomiendo a Enrique con todo mi corazón.

DanIel P.

En las clases con Enrique encontré una conexión especial conmigo mismo, no son las clases típicas que encuentras por ahi. Las clases que imparte Enrique tienen un elemento espiritual y de reflexión fundamental para poder mejorar tu práctica y aplicarlo en tu vida diaria.

Alex T.

Las clases de meditación con Enrique las recomiendo mucho para quienes quieren conectar con su corazón.

Valoro y reconozco su entrega, su sensibilidad y su enorme disciplina para entregarse al otro en un trabajo de enorme valía e intimidad.

 Retiros de Meditación.

Margo R.

Sin duda no soy la misma persona que cuando empece las clases de yoga con Enrique. Es una experiencia única, totalmente introspectiva.

Enrique se adaptó totalmente a mi ritmo y personalizo mis sesiones. Además del bienestar físico que puedo sentir cada día gracias a las clases, también me ayudo a conectar con mi verdadera esencia. Mi relación conmigo misma y con el exterior cambio profundamente, siento más paz y más amor.

Complementar las sesiones con retiros de silencio y sus talleres / módulos fueron sin duda unos regalos increíbles que me he hecho para entender más quién soy yo.

Raquel D.

Con calidez y sensibilidad, Enrique me ha ido guiando en mi práctica de meditación y yoga. Si quieres acercarte a alguien que respeta tu ritmo, te guía y te acompaña hacia un camino espiritual profundo, sin duda acércate a él.

Ruben C.

Las clases con Kike tienen más intención en lo espiritual y la respiración que lo físico y la pose. Se puede ver en las posturas día a día. Los retiros son especiales; creando y conteniendo un espacio armonioso y lleno de amor de principio a fin.

 

 Sesiones Individuales.

Adriana P.

Fedez logra integrar sus conocimientos de una manera clara y sencilla pero profunda y profesional al mismo tiempo.

Con un lenguaje amigable, sereno y muy compasivo, además de un acompañamiento ético, ha sembrado en mi la semilla del auto-conocimiento y la búsqueda de mi verdadera naturaleza.

Durante este proceso he logrado un entendimiento más elevado de quien soy.

Priscila V.

Mi experiencia la describo en tres palabras:

Claridad: Al aprender a conectar puntos aislados para poder trazar un camino visible y comprender que lo que se presenta como obstáculos, son oportunidades para dar un paso hacia algo más pleno.

Compasión: al aprender a escuchar la voz interna.

Libertad: al momento de soltar aquello que pesa y que no es necesario.

Han pasado ya 3 años y cada que es necesario continuo aplicando lo aprendido para seguir fluyendo y continuar en armonía.

Paulina H.

 

Enrique para mi no solo ha sido un coach que me ayudado a avanzar en situaciones complejas en mi vida en las que llevaba muchos años atorada, sino también es un ser humano colmado de amor, con un interés genuino por el bienestar de quienes elegimos ser guiados por el.

Siempre estando en total presencia para cada uno ya sea durante la sesión, después de ella y en momentos de "crisis".

La profundidad de su trabajo va mucho más allá de un espacio en la agenda. Gracias siempre Enrique.

Erika B.

 

Conocí a Enrique en las meditaciones con cuencos en Casa Hridaya y fue una experiencia que siempre me brindo un espacio de reflexión y calidez.

Con el cierre de Covid, enfrente un periodo de cambio, movimientos y bloqueos emocionales, así que me acerque a Enrique y acordamos una línea de trabajo en sesiones individuales que hemos ido adaptando a mi presente.

Enrique ha sido en este proceso, una guía y un oyente, me ha ayudado a tener mayor claridad, a cuestionarme y a reconocerme. Hemos abordado contextos familiares, de pareja, individuales, humanos, energéticos e incluso laborales.

Hoy siento una mayor habilidad para reconocer y expresar mis emociones, para trabajarlas, para comunicarme, ser paciente con los procesos y por ende estoy en mayor armonía.

Margot M.

En mi proceso, Enrique me hizo ver las cosas más simples, con amor y compasión escucho y entendió sin juzgar mis miedos, me alentó a enfrentar temas que me tenían arropada por años con una manera sencilla de ver las cosas.

En pocas sesiones sentí su empatía y cariño. Además de combinar técnicas de meditación y asanas especificas para mi.

Lo más padre fue una ceremonia de cuencos que tuve oportunidad de tener con él.

Roberto C.

Mi proceso me ha ayudado a entender y a centrarme en los temas importantes tanto de mi vida, como de mi trabajo.

Ayudándome a construir una rutina más efectiva que ofrece claridad y dirección a mis pensamientos, acciones y relacionamiento con otros.

Una experiencia que construye desde el mundo de los negocios pero finaliza en la consolidación de quien soy.

Lucia V.

Con frecuencia llegue con el corazón enredado y salí sin aquel nudo.

Me serenó desde el tono de voz, sus silencios precisos, su escucha atenta y sin juicio. Obtuve claridad, compasión y desahogo.

Pablo R.

Llevar un proceso con Enrique me ha ayudado a ver mis retos y metas personales y profesionales de forma clara, estructurada y alcanzable.

Se ha convertido en un espacio de introspección y auto-reflexión que me permite trascender barreras y obstáculos mentales para adquirir nuevas perspectivas y cumplir con objetivos desde mi esencia y un lugar de plena autenticidad.

Marcela O.

Las sesiones con Enrique trajeron balance, bienestar y paz a mi vida.

Cada sesión fue un descubrimiento de mí, de como mejorar ciertas áreas de mi vida y de herramientas para situaciones de crisis.

Realmente platicar con él es un espejo que hace de cada sesión una experiencia enriquecedora y de introspección.

Sergio D.

Trabajar con Enrique me ayudo no solo a desenmarañar las redes que había en mi cabeza, sino también conectar con el corazón.

Siempre ayudó a reflejar mis emociones de una forma honesta y directa, sin rodeos. Brutalmente honesto pero sabiendo que así son las relaciones verdaderas.

Considero a Enrique un hermano, un amigo, pero más allá un guiño que hace el universo para expresar su amor.

Pau A.

Observar, sentir, cuestionar y aprender de la forma más amorosa conmigo misma, fue el camino que el coaching con Enrique me hizo recorrer.

En una combinación de realidad y espiritualidad me ha enseñado que el camino que tomamos es el correcto, y no hay voz mas sabia que la del alma, esa que esta en lo más profundo de nosotros mismos.

Solo hay que volver a escucharla y a veces necesitamos ayuda para hacerlo.

Pau B.

 

El proceso con Quique me dio mucha claridad, ya tenia en mente mi propósito, pero de una forma clara y organizada pude encontrar los caminos que me ayudaron a lograrlo.

Más allá del objetivo también da mucha tranquilidad pues uno llega a entender por un lado la razón detrás de estos y también los obstáculos y limitantes que podría tener (de los cuáles no te habías dado cuenta).

Ramón O.

El trabajo con Enrique fue fundamental para ayudarme a replantear mis metas profesionales mas importantes en un año tan complejo como el 2020.

Su apoyo fue una brújula para navegar por encima de las dificultades naturales de una posición de liderazgo en mi organización.

Te recomiendo ampliamente acercarte al sabio consejo de Enrique si estas buscando asesoría personal e integral para los retos que enfrentes.

Margarita C.

El universo es perfecto, cada día lo compruebo más.

En el momento obscuro de mi vida donde creía que me derrumbaba tuve la fortuna de coincidir con Enrique, gracias, gracias por ayudarme a ver la luz al final del túnel, por llegar a esa claridad que me permitió tomar las decisiones correctas, por conocer lo que es la paz interior, por renacer todo lo bueno que tengo. 

Simplemente gracias por coincidir.

Angie O.

Acudí a Fedez en el 2020 como una salida a mis bloqueos emocionales. Nos conocimos hace muchos años, él aun como uno de los directivos de la compañía donde trabajamos; siempre me inspiro confianza y mucha luz.

Como parte del coaching que le pedí, fue ayudarme a re ordenar mis prioridades; borrar paradigmas y callar pensamientos que me agotaban... le decía: "ayúdame a salir de mi mente".

Y a través de su guía, de ejercicios de meditación, pero sobre todo Fedez escucho y entendió dónde estaba parada y de qué manera simplificar la situación, haciéndola más fácil de asimilar y re-orientar mis pensamientos a ideas constructivas y productivas.

Aun debo recordarme de vez en cuando que no soy mis pensamientos, ni me mente, que resistirme al cambio o a la realidad es desgastarme y mantenerme cerca de mi estructura es siempre el respiro que necesito para avanzar.

Gracias Fedez, por permanecer y guiar.

Aquí. Ahora.

Si quieres comenzar / continuar tu proceso de auto-conocimiento y contar con guía y acompañamiento.

Inscríbete a un curso / evento